¿De qué va la transformación digital en las empresas?

¿De qué va la transformación digital en las empresas?

La historia de la humanidad ha estado marcada por la transformación constante, tanto social como cultural, política, económica y tecnológica. Esta última, en particular, ha mostrado una rápida evolución en décadas recientes y a partir de la terrible pandemia a causa del COVID-19 que vivimos en el 2020 su crecimiento fue exponencial.

En prácticamente todos los ámbitos el uso de la tecnología fue clave para sobrevivir y sobrellevar situaciones adversas. Muchas empresas y pequeños negocios se vieron en la necesidad de “cambiar el switch” y aprendieron a digitalizar sus servicios para no suspender sus operaciones, seguir vendiendo y sostener a su personal. Tuvieron que cambiar su modo de pensamiento y adoptaron nuevas modalidades tecnológicas para salir a flote.

La tecnología llegó para quedarse

Y es que ¿a quién no le facilita la vida la tecnología? Hoy, desde la comodidad del celular es posible pedir el súper, tener una video consulta médica, hacer diseños para tus redes sociales, buscar vacantes de trabajo, comprar ropa o productos en línea, abrir una cuenta de banco, consultar en una app los estados de cuenta… ¡todo en minutos! 

Las posibilidades que brinda la tecnología son muchas y cada vez más. Nos encontramos en la era de la revolución tecnológica en la que todavía no podemos dimensionar sus alcances, pero ya podemos acceder a sus beneficios.

 

¿De qué se trata la transformación digital?

Es un proceso que busca adoptar las nuevas tecnologías en beneficio de una persona, una organización, producto o servicio. Integrarla en los procesos y la operación significará una mayor eficiencia, mejora en los procedimientos, aumento de valor, mayor innovación y búsqueda de áreas de oportunidad.

La transformación digital implica una reorientación, un cambio de actividades, una nueva forma de trabajo, y seguir métodos novedosos para hacer las cosas por medio de herramientas innovadoras que tienen el objetivo de facilitar la operatividad. 

Pero la tecnología no funciona por sí sola, necesita el complemento humano para operar. A partir de la inteligencia humana, la razón, socialización, el lenguaje y las habilidades manuales, el hombre es la pieza fundamental que da vida y forma a la tecnología. Y son las personas quienes impulsan el desarrollo tecnológico.

¿De qué va la transformación digital en las empresas?

De acuerdo a estimaciones de la firma de análisis IDC en la “Guía de Gasto en Transformación Digital Mundial”, la inversión global en transformación digital llegará a los 3.4 billones de dólares en 2026. Las áreas que van a concentrar mayoritariamente esta cifra son: Gestión de la cadena de suministro, ingeniería, diseño e investigación, operaciones y operaciones de las plantas de fabricación (20%); infraestructura y soporte al back-office (15%) y experiencia del cliente (8%).

Con respecto a la ubicación geográfica, Estados Unidos será el mayor mercado con 35% del gasto total, seguido por Europa con cerca de la cuarta parte del gasto, seguido de China con un crecimiento del 18.6% y Latinoamérica con 18.2%, estima el análisis.

 

Transformación digital empresarial

La revolución tecnológica ha acelerado el mundo actual, lo ha vuelto más competitivo, pero también más complejo. Además de que ha trastocado a otros ámbitos como el social y el económico, y el entorno se ha vuelto más incierto, impredecible.

El sector empresarial para nada es ajeno a esta revolución digital y las organizaciones, dados los cambios, han tenido que repensar todo, desde su modelo de negocio, sus formas de operación y administración, hasta sus planes de Comunicación y Marketing, todo con el fin de encajar e integrarse en el mundo actual.

De acuerdo al Informe de Madurez Digital 2022 elaborado por KIO Networks, Talkwaker, EY México y Needed, la madurez digital de las empresas en México creció 7% en 2022, en comparación con el año anterior. El estudio “es el resultado de una investigación cuantitativa y cualitativa sobre transformación digital que se realiza por segundo año consecutivo” en más de 20 industrias (consumo masivo, industria alimentaria, tecnología, sector Fintech, entre otros) del país.

Consecuentemente este cambio exige una transformación del pensamiento, conlleva adquirir competencias digitales, educación en la materia, adaptación y flexibilidad. ¿Por qué? Porque a partir de integrar nuevas tecnologías dentro de la empresa se abre un abanico de posibilidades en cuanto a posiciones de trabajo, actividades laborales, sistemas de operación, automatizaciones y desarrollo de más tecnología. 

Innovación, cambio cultural y organizacional, incluso nuevos liderazgos que sepan adaptarse a la nueva cultura de trabajo y lideren en el sentido adecuado, son factores clave en la transformación digital; todo ello le da un nuevo sentido a la compañía y su adaptación a la dinámica social y económica será más sencilla. 

Una empresa disruptiva requiere de un pensamiento disruptivo.

“Más que tecnológica, la transformación digital implica la adopción de un nuevo mindset y habilidades. La cultura tiene que estar en el centro para que la estrategia funcione. Si la gente no está alineada, es muy difícil progresar. Por eso es clave lograr que todos en la organización se convenzan de las oportunidades que abre el mundo digital y de la pérdida de competitividad que implica no sumarse a él. Y, a partir de este convencimiento, abracen e incorporen nuevas prácticas”, fue una de las principales conclusiones del informe citado.

¿De qué va la transformación digital en las empresas?

Las Fintech son un claro ejemplo de transformación digital; han entrado a escena en el sector financiero para facilitar las operaciones y resolver las múltiples necesidades de los consumidores que los servicios tradicionales de la banca no han logrado solventar.

AlquimiaPay, por ejemplo, busca colocarse en la preferencia de las Pymes pues su plataforma digital les facilita las actividades de las áreas administrativas y contables; les permite acceder a un sistema en línea seguro, ágil y confiable, en el que pueden realizar dispersiones, revisar sus cuentas, consultar saldos, realizar transacciones, generar referencias para cobrar a terceros, entre otras operaciones.  

Ventajas de la transformación digital en las empresas

  • Aumenta la productividad
  • Fomenta la competitividad
  • Promueve la innovación
  • Agiliza procesos
  • Simplifica operaciones
  • Disminuye tiempos 
  • Ayuda a la mejora de procesos
  • Brinda nuevas oportunidades de negocio
  • Mejora la experiencia de usuario
  • Reduce riesgos
  • Mejora la relación costo-beneficio
  • Incrementa los beneficios
  • Contribuye a retener el talento humano
  • Mejora la reputación de marca
  • Incrementa el valor de la compañía



X